Archivo por meses: Junio 2015

Mitos y Realidades: Usar brackets en adultos jóvenes o mayores.

Brackets en adultos mayores

El actor Danny Glover (69 años) de “Arma Letal” usando brackets de porcelana.

Es casi un cliché de la vida que los niños o adolescentes usen brackets; es casi como una ley. Tan pronto están terminando la primaria o iniciando la secundaria, los vemos acudiendo al ortodoncista para corregir sus dientes chuecos.

Sin embargo, en la actualidad hay cada vez más adultos jóvenes o mayores usando tratamientos de ortodoncia para mejor su sonrisa. Lamentablemente, aún existe una fuerte resistencia a usar brackets ya sea por condicionamiento social, prejuicios obsoletos u otros factores.

En esta ocasión hablaremos de los mitos y realidades que existen alrededor de la ortodoncia en adultos.

Seamos claros: Tus dientes fueron diseñados para durarte toda la vida. Es responsabilidad de cada quien cuidarlos y mantenerlos sanos. Pero no sólo eso: Sí, la apariencia de tu sonrisa es importante pero el funcionamiento correcto de tu mordida es fundamental para muchas funciones que tal vez no tengas presente como la masticación, una mejor digestión, eliminar dolencias de articulaciones mandibulares, entre otros.

En resumen, la ortodoncia no es sólo “de dientes para afuera” y que tu sonrisa se vean bien; es sólo una parte de las muchas partes que nos ayudan a tener una salud integral óptima.

Mito #1: La edad. “No uso brackets porque ya estoy grande, eso es para niños o jóvenes”

Según la Asociación Americana de Ortodoncia el tratamiento de ortodoncia comienza, por lo general, entre los 9 y los 14 años de edad. Sin embargo no todos los pacientes que lo requieren inician tratamiento a dicha edad. Algunas razones pueden ser porque no acudieron al ortodoncista a una valoración o, como no tenían ningún malestar o dolor en ese momento, pensaron que no era necesario atenderse.

Conforme va pasando el tiempo nos vamos dando cuenta que nuestros dientes no están derechos, que tenemos molestias al masticar, que nuestra mordida parece estar chueca, etc. Sin embargo, pensamos que ya se nos fue el tiempo y que ya no tiene caso retomar este tratamiento.

Como que nos acostumbramos a nuestra apariencia actual e inconscientemente pensamos que ni es posible ni necesario acudir al ortodoncista.

Realidad: ¡Nunca es tarde para tener la sonrisa que siempre has querido! En un promedio de 2 años puedes cambiar drásticamente tu imagen y hasta sentirte más joven y renovado. Tú tienes el control.

Mito #2: La apariencia. “¿Yo usar brackets a mi edad? Me voy a ver ridículo”

Uno de los grandes mitos que pesan al momento de decidir usar o no brackets es el tema de la apariencia. Muchas personas piensan que se van a ver “ridículos” o “chistosos” usando brackets pues creen que “son sólo para niños o chavos”. Esta es una gran falacia que está evitando que hoy decidas mejorar el aspecto de tu sonrisa.

Realidad: Cuando una persona mayor termina su tratamiento de brackets con nosotros, oímos comentarios como: “De haber sabido lo hubiera hecho antes”, “siento que me quité años de encima” o “valió la pena esperar 2 años por esta sonrisa”, entre otros. En pocas palabras, hablamos de un cambio dramático no sólo en imagen sino hasta en actitud pues sonríen más, son más positivos y se proyecta en su día a día.

Aparte, existen varias alternativas a los brackets metálicos tradicionales como usar brackets de porcelana o hasta alineadores invisibles de Invisalign®. ¡Nos dará mucho gusto ser parte de tu transformación!

Mito #3: Creen no necesitarlos. “¿Brackets? Mis dientes no están tan chuecos”.

Como decíamos al principio de este Blog, usar brackets no es sólo cuestión de estética sino también de eficiencia. ¿Sabías que una buena masticación conlleva a una mejor digestión y finalmente a una mejor salud?

De acuerdo a numerosos estudios1, cuando masticamos los alimentos al punto de hacerlos lo más líquidos posibles, ayudamos al sistema digestivo a procesar, absorber y finalmente digerir mucho mejor los nutrientes.

Pero, ¿qué sucede cuando nuestra mordida es irregular o está desfasada? Lo anterior quiere decir que nuestros dientes inferiores y superiores no están embonando de manera correcta y hay espacios entre ellos. O sea que nuestra masticación es deficiente y, por ende, no podemos triturar debidamente los alimentos.

Realidad: La digestión inicia con la masticación. Una mordida derecha significa una mejor masticación, digestión y eventualmente mejor salud porque nuestro sistema digestivo está menos exigido al momento de procesar nuestros alimentos. No se trata de vanidad ni de estética, sino de salud óptima.

Referencias:

http://www.vitonica.com/alimentos/masticar-bien-los-alimentos-para-comer-menos-y-mejor

http://www.natursan.net/beneficios-al-masticar-bien-los-alimentos/

http://www.health.harvard.edu/blog/why-eating-slowly-may-help-you-feel-full-faster-20101019605

Mito #4: El dolor. “Ay no, ¡los brackets duelen muchísimo!”

¡Nuestro mito favorito! No saben cuántas veces hemos oído esta excusa cuando hacemos una recomendación de tratamiento de ortodoncia. Lo más chistoso es que nunca han usado brackets pero, por comentarios de familiares o amigos, creen que se trata de un dolor insoportable.

Realidad: ¿Has ido alguna vez al gimnasio o hecho una rutina de ejercicio demandante? ¿Qué tal te sientes al día siguiente? Seguramente contestarás que con algo de dolor. Bien, ¿y qué pasa conforme te vas adaptando al gimnasio o a tu rutina de ejercicio? Claro, cada vez te duele menos y no sólo eso: ¡tu aspecto físico va mejorando!

Bueno, pues lo mismo sucede con los brackets: al principio es normal que experimentes cierto nivel de dolor. Pero este dolor tiene una causa y una recompensa: conforme los dientes van girando y cambiando de lugar, los huesos, las encías y el tejido de tu boca se van adaptando a su nueva posición para dar como resultado final una sonrisa radiante y una mordida eficiente. 

Y no sólo eso, la tecnología ha avanzado significativamente y ahora los tratamientos pueden llegar a ser más cortos y, si los apoyamos con suplementos de nutrición celular, podemos experimentar mucho menos malestar en nuestros dientes.

Esperamos te haya resultado interesante este tema. Si quieres saber más acerca de nuestras opciones en tratamientos de ortodoncia, agenda hoy una cita con nuestra especialista quien te ayudará a tomar una decisión informada y acorde a tus necesidades.